29 junio 2011

Obsesionada


Si hay una figura, un personaje, que sabe apasionarme es éste: Drácula. Aquel monstruo, aquella bestia, aquel vampiro, aquel ser que se enamoró y hoy vaga eternamente buscando a su amada.

Una historia que combina el amor, el terror y erotismo, esta figura (sin ponerle una cara en particular, aunque mi preferida es la de Gary Oldman) vive muy presente en mí.


Si fuera real, yo quisiera ser mordida por sus colmillos y ser su esclava eternamente.

Lo cierto es que amo su novela, amo sus buenas adaptaciones cinematográficas y amé el musical de Cibrian y Mahler. Hoy en día que parece estar tan de moda los vampiros, es bueno entregarse a aquellos productos que realmente valen la pena.


2 comentarios:

Tucumano in London dijo...

Jessica ... coincido en que el Dracula de Gary Oldman es fabiuloso y me paso algo parecido; despues de ver la pelicula, quede con esa imagen de el como Dracula !

Te recomiendo, aunque vieja y dificil de conseguir, la version que hiciera Narciso Ibanez Menta de Dracula en la decada del '70 - no soy tan viejo, jajaja !

Saludos desde Londres

Tucumein

Crai dijo...

Gary Oldman es lejos, lejos, el mejor Drácula de la historia. No me canso de ver esa película, muy bueno el blog!