01 octubre 2011

Otra de vampiros

I’m so angry, you think I read Twilight



Razones por las cuales quería ver Fright Night:

* Colin Farrell como un vampiro.

* Colin Farrell como un vampiro.

* Colin Farrell como un vampiro.

* Ah y sí... David Tennant... shirtless y en pantalones de cuero.

Bueno, no importa por qué quería ver esta película. Quería hacerlo. Y lo hice. No soy fanática del 3d, la verdad me marea un poco, me destruye la vista, pero bueh... era la única opción (la mayoría de las películas para 3d también suelen proyectarla en 2d pero ésta no).

Una de vampiros. Y a mí que no me gustan nada...

Colin Farrell, probablemente el tipo más sexy que hoy por hoy pise la tierra, es un vampiro sediento de sangre. Ya no vienen muy discretos estos vampiros. Antes querían pasar desapercibidos. Éste llega e inmediatamente empiezan a desaparecer habitantes del lugar. Sin embargo, nadie repara demasiado en estas cosas, y el único que cree y comprueba es un vampiro, no tarda mucho en ser una víctima más.

La idea de tener un vecino tan sexy como Colin Farrell y que encima sea un vampiro... ah bueno, no, no viene al caso.

La Ventana Indiscreta, o su copia malísima, Paranoia, es una de las primeras películas a la cual le vamos a encontrar un parecido. No, no es muy Hitchcock este film, pero sí empieza con un protagonista (Anton Yelchin) que descubre su vecino es un vampiro y observa todo desde su casa, en algún momento se mete a la de él, y claro, lo tildan más de paranoico que de otra cosa.

Como si fuera poco, David Tennant interpreta a Peter Vincent, una especie de Criss Angel pero más abocado al mundo vampírico, donde todo es pura ilusión... en otras palabras es un chanta bárbaro.



A lo último, la película ya se parece demasiado a Blade. Típica película que para luchar contra ellos se tienen que armar y enfrentarlos.

Algo del vampiro padre de todos los demás, Drácula, hay. Jerry, el nombre de este vampiro tan sexy que interpreta Farrell, tiene pequeñas escenas sensuales con la novia del protagonista, besos apasionados con sangre, donde ella bebe de él.


Los vampiros se queman con el sol, no se reflejan en los espejos, no pueden entrar sin ser invitados... pero beben cerveza o comen sugerentemente una manzana.

Confieso que cuando uno de los vampiros que él convirtió es atacado por los protagonistas y parece casi inmortal, me recordó mucho a La Muerte le Sienta Bien. El cuello roto, todo doblado, y seguía de pie el personaje interpretado por Christopher Mintz Plasse.

Es que es una película que se caracteriza más que nada por el humor.

Además trabaja la fantastica Toni Collette.

Resumiendo: una película estupenda para pasar un buen momento. Es una remake de una película que no vi pero que ya me puse a buscar.

3 comentarios:

Debbie No Está ® dijo...

No le tenia mucha fe pero te voy a hacer caso. Solo por Dr Who y McLovin jaja.

Saludos!

Jez dijo...

Ahahaha! Muy buenas tus razones!!!
Los vampiros están de moda, película, libros, series! A mi me encantan pero cuando odio cuando se vuelven cursi y meten al amor de por medio...
Un beso, que tengas un lindo comienzo de semana!

Crai dijo...

A David Tennant comencé a seguirle el rastro después de verlo en Harry Potter, y me gustó. Iría a verla por él nada más. Colin Farrell me aburrió mortalmente con esa pose de soy-malo-porque-soy-irlandés...