05 abril 2014

Recomendada BAFICI día 1: Afternoon Delight

Las crónicas de mi paso por el Festival las podrán leer completas en Visión del Cine. Mientras tanto me permitiré (si encuentro día a día) recomendarles la película que creo que tienen que ver.

Y el primer día no pude elegir otra que no sea Afternoon Delight.


El film gira en torno a una mujer cuya vida bien podría ser considerada perfecta. Tiene un bonito y educado hijo, un marido atractivo y exitoso, una casa hermosa, y un grupo de amigas, más bien madres, con las que colaboran en diferentes proyectos. Pero Rachel no se siente bien porque desde hace varios meses no tiene sexo con su marido. Conversando con su mejor amiga, llegan a la idea de ir a un Club de Strippers. Allí conoce a McKenna, a quien su marido contrata de manera inocente (?) para que le haga un baile a su mujer. Rachel la observa fascinada, McKenna le baila y seduce de manera espontánea, natural, así se percibe al menos. Pero llega con su marido a su casa y no, no tienen sexo. Probablemente parte del interés sexual se pierde día a día tras escenas como una haciendo pis al lado de su marido, o cortándose las uñas de los pies en su cara.

Pero Rachel no puede quedarse quieta, no quiere esa vida para ella. Así que busca acercarse de manera "casual" a McKenna. Tras un percance, Rachel encuentra la manera de llevarse a McKenna en su casa, de darle refugio por unos días, y de paso la contrata como niñera. Pero McKenna es más que stripper, es una trabajadora sexual, como se define, y eso genera ciertas incomodidades en Rachel pero a la vez, curiosidad.

Es así que Rachel, entre el intento de avivar el fuego con su marido y la fascinación que comienza a sentir por McKenna, se va metiendo en terrenos en los que seguramente nunca creyó que lo haría. Pero tampoco la conducen por los terrenos que esperaba.


Rachel ve derrumbarse su matrimonio y McKenna es tratada como una puta, y si la tratan como una puta va a portarse como una puta. Y todo parece irse al diablo. O no.

En fin, veanla porque si no les cuento toda la trama, pero confíen en mí, es interesante, puede ser un poco incómoda, quizás más para el público masculino, pero deja pensando, guste o no, deja pensando mucho.