07 noviembre 2010

"Due Date", la nueva de Todd Phillips


Lo curioso es que la promocionan mucho como 'la nueva película del director de What Happened Yesterday?' y suelen compararlas, si es más divertida una, mejor la otra, etc. Pues yo esa de Todd Phillips no la vi. De hecho creo que de sus últimas películas, sólo he visto Starsky & Hutch, una adaptación un poco pobre de la serie clásica televisiva, pero que cada tanto me gusta volver a ver por el divino de Owen Wilson, que ya saben es una de mis debilidades.

Tenemos entonces esta comedia, poco novedosa en cuanto a la trama. Dos polos opuestos que por alguna vuelta del destino terminan obligados a pasar juntos un tiempo, en este caso, a realizar un viaje en ruta.

Esos 'dos opuestos' son el magnífico Robert Downey Jr. (a quien es muy divertido escuchar decir que nunca probó las drogas y mantener esa postura casi a lo largo de toda la película, cuando todos bien conocemos su pasado) y el otro, creo que es un actor que salió del stand up y confieso que ya mismo me voy a Google a ver su nombre, porque es difícil de recordar y escribir. [Pausa] Ok, ya volví, es Zach Galifianakis. La verdad es que la película se lleva bien más que nada por ellos dos.

Uno es un actor de Hollywood wannabe, y el otro un hombre de negocios, arquitecto que espera en sólo unos días que su esposa dé a luz a su primer hijo, cuando tras un problemita se ven ambos imposibilitados de viajar en avión.

Hay situaciones cómicas pero también un poco extremas (la escena de la masturbación, el golpe en el estómago a un niño que molestaba, el beberse las cenizas de su padre o el tiro que de repente se le escapa y le pega al personaje de RDJ) que últimamente el cine americano nos está presentando en cantidad. Pero tal comedia, sabe bajar los cambios en los momentos justos, aunque estos sólo duren unos segundos hasta salirse con otras más.

Una de mis escenas preferidas es sin duda la de los dos manejando de noche. Uno fumando hierba y el otro, que sin querer, tan sólo aspirando el humo, se droga y comienza a ver cosas raras. Todo esto con la música de Pink Floyd.


En fin, propuesta entretenida.

1 comentarios:

Paola Monter Uribe dijo...

Esta película me gusta mucho, es muy divertida. Aunque mi película favorita del director Todd Phillips es ¿Qué pasó ayer?, esa película me hizo reír mucho y divertirme, relata unas aventuras muy locas entre amigos.