12 junio 2011

Un poco más de lo mismo


Aunque no es eso malo. Porque el entretenimiento está asegurado. Y porque siempre nos gustan las autorreferencias, por más explícitas que éstas sean. O por lo menos a mí.

Y The Hangover II es prácticamente la misma película que su primera parte, pero con un escenario diferente (cambiamos Las Vegas por Bangkok).

Hay situaciones realmente hilarantes, como dije varias referencias a su primera parte, algunas cositas incluso más extremas que las de su antecesora. Personalmente, sí me molestó un poco que de repente le dieran tanto protagonismo a Zach Galifianakis. No porque no me guste él, todo lo contrario, me hace reír mucho. Pero acá se notaba que le quisieron dar mucha cámara y muchas veces es injustificada.


En fin, no aportará nada nuevo a la saga (ojo que se viene hasta una tercera parte aunque sin despedida de soltero, sino con la salida de Alan -Galifianakis- de un neuropsiquiátrico -¿?-) pero no necesitamos que lo haga. Si uno se divirtió con la primera, con la segunda le pasará exactamente lo mismo y hasta, quizás, si disfruta de un humor más negro, se ría un poco más. Hay además una participación un poco desaprovechada además del gran Paul Giamatti (no estoy spoilereando nada porque ya los créditos iniciales lo anuncian).

Lo mejor: siempre, esas fotos finales, donde uno se descostilla de risas.

2 comentarios:

Mario dijo...

Galifianakis está teniendo notoriedad en el cine por eso aquí quisieron explotarlo, antes era un desconocido, pero me gusta su locura infantil, alberga simpatía, no se le ve forzado, si no una ñoñeria natural. Ésta película me hizo mucha gracia si bien la primera fue más impactante por su novedad, es cierto que se repiten y le suben el tono a su humor, pero funciona como escribes. Es divertida. Ya espero la tercera. El que realmente aperece mucho tiempo en pantalla es el mono con la ropa de los rolling Stone, se hace algo molestoso. Comparto lo que dices también de Giamatti, no causa mucha gracia su personaje y eso que el es un actor multifacético y muy talentoso. Un abrazo.

Mario.

Tucumano in London dijo...

Que bueno Jesica que escribiste sobre esta pelicula. Estaba entre ir a verla o no el fin de semana. Si hay risas garantizadas, entonces habra que verla para ejercitar un poco el musculo !!!

Gracias por tu comentario en mi blog !

Besos desde London

Pablo