04 julio 2011

Medianoche en la ciudad de las luces


La nueva película de Woody Allen me ha encantado. Me hizo acordar bastante a mi película preferida del director, 'Purple Rose of Cairo', por el tono de fantasía y el anhelo por algo irreal (en este caso es real, pero pasado, un pasado que nunca se vivió).

El protagonista, mi amado Owen Wilson, un poco menos verborrágico a lo que acostumbran los protagonistas de las películas de Woody Allen, es un escritor enamorado de París, pero sobretodo la París de la década del 20. Un escritor un poco frustrado, ya que trabaja como guionista para Hollywood, con ganas de convertirse en un gran escritor de novelas.

Comprometido con la hermosa Inés (Rachel McAdams), una mujer realmente insoportable (del estilo de Christina Ricci en 'Anything Else' o Scarlett Johansson en 'Match Point'), posesiva y caprichosa. A diferencia de su pareja, no viviría ni loca en París; quiere quedarse en Estados Unidos y prefiere que su marido trabaje como guionista.



Una noche, un poco borracho, un poco perdido, Gil se encuentra con un auto que lo invita a su añorada época dorada, al mismo momento que suena la campana que indica la medianoche.

Allí, Gil, entre encuentros con célebres figuras que ha admirado toda su vida, como Ernest Hemingway, Pablo Picasso, Salvador Dalí y Cole Porter, entre otros, aunque confieso algunos me han parecido un poco caricaturizados, pero no me quejo, tiene que ver con el tono. Es cierto que al principio le cuesta a Gil creerlo, piensa es un chiste o algo raro, pero inmediatamente se deja sumergir en este mundo tan querido por él y gracias al cual encuentra su inspiración para escribir.


Se enamora de una mujer de otra época, que lo termina abandonando para irse a lo que es para ella la época de oro, la Belle Epoque, donde Degas y Gauguin coinciden en que para ellos, el Renacimiento fue mejor. Sí, de mensaje fácil, "siempre añoraremos lo que no tenemos en lugar de disfrutar del presente en el que vivimos", Woody Allen nos regala una linda historia de amor enmarcada en la preciosa París.

Destaco la gran actuación de Owen Wilson, sus gestos, su modo de hablar, creo que es una de sus mejores interpretaciones.



Alison Pill y Tom Hiddleston como Zelda y F. Scott Fitzgerald. Corey Stoll como Ernest Hemingway. Adrien Brody como Salvador Dalí. Kathy Bates como Gertrude Stein.

3 comentarios:

Familiarizada dijo...

Nunca me había imaginado a Owen Willson en una peli de Woody Allen. Que bueno que halla vuelto a esos argumentos primitivos (?). Mi favorita: Mentiras y Pecados.

Tucumano in London dijo...

Me encanta Woody Allen y aplaudo la posibilidad de ver a Owen en una pelicula suya !

Me encanto "Match Point", porque es en Londres, por el tema ... todo !

La anoto para ir a verla en cuanto pueda !!!

Tucumein !

Mar dijo...

Muy buena la entrada Jess. La verdad es que es una historia preciosa, me entraron ganas de ir a Paris corriendo jaja. Adrien para mi fue lo mejor, increíble en su papel. Y Marion preciosa, tiene una belleza espectacular.

Un beso!!!