17 marzo 2011

Érase una vez en Irlanda

Juro que no tiene nada que ver que hoy sea el día de San Patricio, del cual nunca me acordaría si no me hicieran acordar y me sigue resultando indiferente. Es que justo escribí el título de la entrada y me di cuenta que podrían pensar que me voy a dedicar a otro tema, algo más relacionado al santo. Sépanlo, no. Nada que ver.


Es que hace unos días, un poco más de una semana quizás, vi por Isat una película que tenía pendiente desde hace tiempo, sobretodo después de que en el blog de Mily (MilY, no MilI) tanto su autora como varios de sus comentaristas la mencionaran repetidas veces.

Con lo que me encontré fue con una pequeña película musical con dos protagonistas para mí desconocidos, aunque uno me enteré es el líder de una banda llamada The Frames. No es un musical al que muchos están acostumbrados. No hay miles de extras bailando por detrás, ni escenarios ostentosos. La música, en el film, toma otro lugar.

Una historia pequeña y sencilla de amor, no sólo entre ellos, sino un gran amor por la música. Son dos almas sufridas en el amor que se encuentran, entre sueños frustrados y una esperanza que no terminan nunca de abandonar. Dos personas de las cuales nunca sabremos sus nombres. Ambos son aficionados, ninguno vive de eso; ella toca un piano que le suelen prestar en un negocio, él toca una guitarra rota en las calles de Dublín aunque su trabajo sea de 'arreglar aspiradoras'. Aún así, se deciden a grabar en un estudio, aunque les cueste el esfuercito económico.

La película está plagada de canciones muy disfrutables en cualquier momento con las voces preciosas de los dos protagonistas. Canciones que llegan a conmover y estremecer. Más que recomendable.


Girl: How come you don’t play during daytime? I see you here everyday.
Guy: During the daytime people would want to hear songs that they know, just songs that they recognize. I play these song at night or I wouldn’t make any money. People wouldn’t listen.
Girl: I listen.


Escuchá Falling Slowly, uno de los temas más lindos del film:

2 comentarios:

Agost dijo...

me pareció genial esta frase:
día de San Patricio, del cual nunca me acordaría si no me hicieran acordar
grosa!

viste the wind that shakes the barkleys?

Mario dijo...

No ubicaba el nombre de la película que mencionas porque no lo he visto en tu escrito y el título que le has puesto no se asemeja en nada al inglés pero buscando todo se consigue, la película se llama "Once", y se ve muy sugestiva, pero de ahí a encontrarla me parece muy complicado sino inasequible, leo que la viste por la televisión internacional, otro medio casi imposible para mí porque no veo televisón salvo noticias, parece que estoy de mala suerte ésta vez, de todas maneras si veo en la revista de la televisión con cable que tengo y encuentro la película por esos azares que nos lleva el destino y en los que creo, aún siendo racionalista, la veré, de todas maneras agradezco el descubrimiento. Un abrazo.

Mario.