20 noviembre 2011

Relaciones.

El ser humano, social por naturaleza, necesita siempre relacionarse, necesita ese contacto humano. Así como somos sociables porque nacemos así, también somos complicados. ¿Por qué nos cuesta tanto las relaciones? ¿O sólo a mí me pasa?

A veces no sé si no entiendo el concepto completo de 'relación' o no entiendo a la persona con la cual intento relacionarme. Cuando me canso de tanto drama y busco algo más sencillo, quizás hasta me encuentro con algo peor. Evidentemente no hay nada fácil en estas cosas, todo es complicado.

Personas que no se entienden, que se necesitan. Peor si sólo uno necesita al otro. En fin, basta de divagar...


Miraba The Break Up. La verdad, no es una película divertida. La catalogan como comedia y sí, tendrá algún buen gag. Pero no me divierte, no me hace reír.

Me conmueve, me deprime un poco quizás. Ni siquiera me llevo bien con ninguno de sus protagonistas pero en esta película no sólo los re banco sino que la re banco a ella, Aniston (que en general, como actriz me aburre).

The Break Up no sólo se trata de una pareja que se separa y se ve forzada a convivir al menos por un tiempo. The Break Up habla sobre las relaciones (sobretodo de una relación que deja de funcionar), sobre cómo deberíamos llevarlas adelante y a veces no nos damos cuenta, no sólo de compartir un lindo momento juntos, sino de estar para el otro, y apreciar lo que se hace para que esto funcione. "No siento que aprecies nada de lo que hago. No siento que me aprecies a mí." le dice ella después del desplante de él en el recital y tras haber volteado y mostrado su rostro lleno de lágrimas, haciendo por fin despertarlo, para que se de cuenta que quizás no es que no lo sentía, sino que no lo demostraba. El tema es que no sea ya demasiado tarde.

Insisto, no es divertida. La secuencia (entre tantos intentos por molestar y llamar la atención del uno para con el otro) del strip pocker me parece tristísima.

Realista y sin el final fácil y feliz al que suelen acudir el 99% de las películas de Hollywood hoy en día, The Break Up deja una agridulce sensación.

4 comentarios:

Ana dijo...

Totalmente de acuerdo, sensación agridulce...
Realmente hay escenas tristísimas... a mí me encantó Aniston en esa peli, siento que transmite muy bien los sentimientos.
Besos

Mario dijo...

Comparto completamente tu apreciación, uno empieza riéndose pero termina siendo terrible el asunto, la relación se transforma en un drama incrementando los conflictos hasta el punto de no retorno y a cada error se agrega uno peor hasta que perdemos la fe en que van a salir adelante y ya hasta justificamos el final. Una cinta que se puede calificar de extraña y que no es tan mala como la pintan. Confieso que Aniston al igual que Heigl son placeres culposos, me gusta verlas en pantalla, son ligeras pero muy bellas y hasta diría que entretenidas para relajarce. Besos.

Mario.

@milyyorke dijo...

Yo tengo una relación rara con esta película. La vi justo en una privada cuando me estaba separando de mi pareja, aunque seguíamos compartiendo el mismo departamento. De más está decir que me pegó mucho. Como vos decís, no es una comedia. La secuencia que me conmovió fue aquella en la que él la deja plantada en un recital y después va a verla al cuarto y la ve realmente mal. El momento bisagra en el que pone punto final a esa guerra absurda Ambos actores están muy bien ahí. Besos Jessi! ;)

Gabrielitazzz dijo...

No se porque recién ahora veo este post. Y voy a decir que comparto lo que decís.
Es mas me paso algo rarisimo con esta peli.
Un día, poco tiempo antes de separarme de mi ex, nos peleamos y yo me fui de un segundo al otro a mi casa (Chajari) de camino, en el colectivo empiezan a dar esta película. No te imaginaras lo que llore. Es mas, me sentía super identificada con ella. Y el poco interés que el al comienzo le da a ella hasta que se separan.
Un tiempo después me separé, va dejamos de ser novios...porque seguíamos viviendo en el mismo techo, hasta que el consiguiera un lugar donde vivir.
Fue lo peor que me paso en la vida...y como que la película me dio señales y nunca las quise ver...como que decía, si nosotros no vamos a terminar así...y lo peor es que cuando iba pasando el tiempo me acordaba del final de la peli y me dije: No vamos a terminar juntos :(
Pero bueno nada, cada vez que la veo me acuerdo de ese viaje y digo, porque cuando volví no le dije, andate! Y me ahorraba miles de llantos. Jaja!
Ahora viendo todo de otro lado es solo una anécdota.