11 septiembre 2015

Victoria baila sola


Victoria es una joven española que vive en Berlín, y todavía no ha logrado hacerse amigos en una ciudad que la hace sentir un poco sola y alienada. Por eso cuando unos jóvenes de quienes aún no sabemos mucho pero nos los imaginamos un poco chantas, se le acercan a hablar ella no puede evitar seguirlos, especialmente a uno de ellos, el que le da más temas de conversaciones.

"Victoria" (película) respira de la trilogía de Richard Linklater por la que tanto amor sentimos. Aquí también sitúa a dos desconocidos a encontrarse y conocerse y, probablemente, en una sola noche cambiar sus vidas.

"Victoria" empieza así, como una película indie con tintes románticos. Pero es mucho más que lo que uno podía suponer a primera vista y en algún momento se produce un quiebre y la película se transforma en un thriller. Un thriller que los sigue teniendo juntos a los dos protagonistas, juntos hasta el final, ese final que no queremos (o tememos) que llegue.

La película dirigida por Sebastián Schipper ya fue reseñada por quien les escribe cuando tuvo la oportunidad de verla en el BAFICI, donde compitió en Vanguardia y Género. Y la verdad es que no pude sacármela de mi cabeza. Pero no sólo por el detalle no menor con el que todo el mundo se queda: la película son 134 minutos filmados de corrido en un plano secuencia increíble que deja a obras más pretensiosas como Birdman como vanos intentos.

¿Por qué hoy decido sentarme a escribir esta película? Porque actualmente hay un festival de cine alemán que se está dando en Village Recoleta y Village Caballito que la tiene en su programación. Y es una película que me gustaría recomendar.

Les dejo la programación (sí, ya empezó pero aún queda más de la mitad para ver) y la semana que viene pienso ir a ver un par más. Por un lado, "Laberinto de mentiras", que funcionó como la apertura del festival y por el otro, "About a girl", porque tiene muchas temáticas y referencias (Kurt Cobain, por si no la notaron desde el título) que sin dudas me llaman.