04 agosto 2012

La épica conclusión

Christopher Nolan le puso a fin a su trilogía sobre el hombre murciélago, el caballero oscuro que lucha por salvar a una Gótica sumergida en un caos casi apocalíptico, y estrenó (con algunas malas propagandas no deseadas) The Dark Knight Rises. Advierto por las dudas que va a haber spoilers así que si aún no la vieron, les aconsejo lo hagan antes de leerme (si es que les interesa leerme, claro).


8 años después de la muerte de Harvey Dent (cuya responsabilidad toma Batman), la ciudad Gótica parece estar libre de crimen organizado gracias a una ley del hombre Dos Caras. "Yo creía en Harvey Dent", dice el comisionado Gordon, el siempre brillante Gary Oldman.

Pero en escena aparece inmediatamente un terrorista enmascarado ("A nadie le importaba quién era hasta que me puse una máscara") que, como todos los personajes de la saga de Nolan, tienen un motivo más que disfrazarse para utilizar su máscara, en este caso le sirve para no sentir dolor, resumiendo. Tom Hardy impone una presencia terrible como Bane, que parece mucho más enorme de lo que en la vida real es el actor.


Se le suma como nuevo personaje la Catwoman (aunque nunca sea llamada así, sea simplemente Selina Kyle), interpretada por Anne Hathaway. Personaje que al principio parecerá antagonista pero terminará siendo una aliada. Debo confesar que esta nueva composición de Gatúbela, como personaje me parece muy atractivo. Aunque sigo sin ver a la Hathaway lo suficientemente sexy como para ponerse estos zapatos (en este caso unas botas con unos tacos increíblemente sexy y letales).


La bonita de Marion Cotillard interpreta a Miranda Tate, y aunque al principio parezca no tener demasiada importancia su personaje, va a ser la protagonista de la vueltita de tuerca cerca del final, que no me terminó de convencer la primera vez que la vi y supongo ya me acostumbré cuando volví a verla. Marion es divina pero su performance en esta película es realmente muy pobre.


Y por último tenemos al nuevo héroe, Blake, interpretado por Joseph Gordon Levitt. Policía que se convierte en detective, encarna el heroísmo de hombre de ley y es un viejo conocido de Bruce Wayne incluso de Batman, aunque él no lo recuerde.

El infaltable Alfred interpretado por Michael Caine también agrega su dosis de emotividad.

La película le da un cierre digno a la trilogía del héroe enmascarado pero como unidad, hay cositas que no me han terminado de convencer. Aún así, confieso que cuando volví a verla me convenció un poco más.

Batman muere pero Gótica no se queda sin héroe. Porque cualquier puede convertirse en un héroe. Y Bruce puede por fin tener una vida verdadera.

Aún me la debo en IMAX.

2 comentarios:

Agost dijo...

no leí por los spoilers, pero estaba mirando todo el blog y debo decirte que va para arriba
muy profesional

Joy dijo...

Aaaaw gracias Agos, un re honor proviniendo de vos <3