01 marzo 2014

Oscars 2014: Mejor Película

Chan. La categoría principal, aquella que hace que todos los demás premios no valgan nada (?). Bueno, no, estoy exagerando, ok.


12 years a slave. Ya les adelanté que no me había gustado y nada. ¿Por qué? Primero, la película no me sirvió más que como un retrato sin gracia, frío incluso, sobre una época terrible, ni siquiera como una reflexión. Segundo, en general las actuaciones son tan insulsas como la película en sí. Tercero, el guión es de lo menos interesante, cuando muestran la leyenda final no pude evitar pensar que si me contaban esa historia capaz me gustaba un poco más. A nivel técnico tampoco me gustó, hay tomas caprichosas (¿es necesario ver 3 veces que la espalda del protagonista quedó rota?: lo vemos siendo azotado hasta que la tabla se rompe, luego se saca la camisa y es devuelta rota y llena de sangre y como si fuera poco, segundos después lo vemos desnudo de espalda para comprobar, por si no nos había quedado claro, que sí, que tiene toda la espalda destruida, todo esto en menos de dos minutos). La música es tan rara que por momentos parece que estuviéramos viendo una película de terror, pero de las noventosas que tienen asesinos seriales. ¿Se entendió por qué no quiero que gane? Igual confieso que temo que sí va a ganar, y por lo menos yo, la he puesto en mis prodes.

American Hustle. Siento que esta película está nominada por obligación. Si bien me gustó y la banco, aunque reconozco algunas fallas, sobreactuaciones y que le sobren minutos, me da la sensación de que la Academia ama a David O. Russel y que no va a dejar de reconocerlo aunque sea con una nominación, porque la verdad, dudo que se lleve esta estatuilla.

Captain Phillips. El último film de Paul Greengrass es un thriller muy correcto, a nivel técnico impecable y con un Tom Hanks que nos regala unos últimos minutos de la película realmente brillantes. Pero mucho más no hay para sacar de esta película. Bien podría no estar acá y dejarle lugar a alguna más interesante como tal vez Inside Llewyn Daviss o Rush, completamente olvidada.

Dallas Buyers Club. Celebro esta nominación por varios motivos. No sólo porque la película me ha gustado lo suficiente y porque sin duda sus actores han dado todo de sí para dar sobresalientes performances, sino porque es una película chiquita y sin pretensiones con una historia muy interesante.

Gravity. Una de las películas que más se merece el galardón, para mí es esta. ¿Por qué? Porque de pocos elementos escribieron un buen y entretenido guión y le sumaron tecnicidades que crearon unas imágenes impresionantes. El mejor 3d que vi en mi vida. Una película que parte de un guión clásico pero te deja muchas más cosas, y escenas que transmiten una desolación impresionante.

Her. Si yo entregara estos premios, el mío iría para esta película. Porque lo nuevo de Spike Jonze es una historia de amor pero también una fábula sobre el modo en que vivimos hoy en día. Porque Joaquin Phoenix (tan brillante como siempre, es un actor que nunca falla y que sabe muy bien elegir sus proyectos) interpreta a un hombre solitario que alguna vez tuvo mujer pero hoy escribe cartas de amor con una pasión que no siente por nadie y en su soledad termina enamorado de un Sistema Operativo que tiene la voz de Scarlett Johansson. Una reflexión sobre cómo vivimos conectados todo el tiempo pero sin relacionarnos. Con un elenco brillante que no fue reconocido, Amy Adams en su papel secundario también brilla, Rooney Mara, o Scarlett Johansson, poniendo sólo su voz. Un film tan hermoso como complejo, lleno de pequeñas cosas que hacen de esta película algo muy grande. Pasará sin pena ni gloria lamentablemente seguro por la entrega de los Oscars.

Nebraska. Otra de esas películas chiquitas pero enormes. Con un blanco y negro hermoso, y unas actuaciones tan naturales, en un guión al que no se le un hilo, esta película es de lo mejorcito que se puede encontrar en esta categoría.

Philomena. Comedia dramática inglesa, una historia terrible contada a través de la relación que dos personajes entablan en busca de diferentes cosas que llevan a un mismo lugar; él recuperar su trabajo como periodista, y ella encontrar al hijo que le arrebataron hace 50 años, tiempo en el que guardó ese secreto. Judi Dench y Steve Coogan tienen buena química y sus personajes contrastan tan bien como se necesitan a la vez. Es esta relación la que le aporta calidez a esta historia tan triste.

The wolf of Wall Street. Ya lo adelanté: no me gustó esta película. No es que me pareciera mala pero me agotó. Entiendo la necesidad de reflejar cierto estilo de vida, el de las personas que tienen tanto dinero que no sólo ya no saben qué hacer con él sino que nada logra satisfacerlos de todo por eso caen principalmente en el sexo y las drogas. Pero no necesito tres horas para eso, no tres horas en las que me repiten constantemente diferentes formas de coger y drogarse. Me gustó Jonah Hill, creo que está muy bien en este tipo de comedia distinta a la que venía haciendo, y Leo Di Caprio está bien pero muy alejado de lo mejor que hizo en su carrera.

*****

No hablé de las nominaciones a Mejor Película Extranjera o Mejor Película Animada porque no llegué a verlas todas. Sólo diré que me falta ver Frozen pero vi La Grande Belleza y no me gustó demasiado, me pareció muy pretensiosa y floja.

*****

Termino de escribir esto justo después de enterarme (no de verla, porque acá la empiezan a transmitir tarde) la entrega a los Independent Spirit Awards así que acá va un pequeño descargo.

Para mí, los Spirit Awards siempre fueron premios "con onda". Son aquellos que premian al cine independiente y en general premian a las mejores ideas. No puedo concebir por nada del mundo que 12 years of slave tenga un mejor guión que Before Midnight así como mucho menos la idea de que sea la mejor película del año. Si algo parecido a esto sucede mañana, lo cual me temo, realmente me voy a sentir estafada (?).