06 abril 2015

Mi mes favorito



¿Cuál es el motivo por el cual abril es mi mes favorito? No lo sé. Primero, tengamos en cuenta que tiene un bello nombre, quizás mi nombre favorito (no sé si conté acá que tengo una obsesión con ese nombre y que cuando escribo ficción mi protagonista siempre se llama así). Además está enmarcado por el bello otoño en su comienzo, cuando el clima comienza a ser por fin más agradable (mi temperatura ideal es un poco fresca, me gusta tener que abrigarme aunque sea un poco), y las calles de a poco comienzan a teñirse de color ocre. Amo el otoño.


Y también amo el cine. Y en abril veo mucho cine. Desde hace unos años que acudo (y en cantidades) a Les Avant Premieres, en realidad desde que descubrí que existía, cuando estaba en Patio Bullrich. Porque el cine francés está siempre entre mis preferidos. Y este año no veo más de 10 películas porque las restantes ya las vi.


Claro, después está el BAFICI. Ese festival que con los años se torna más popular (supongo que eso es algo bueno) y donde puedo internarme a ver película tras película. Soy tan enfermita que este año hasta me permití tomarme una semana para poder aprovechar la acreditación sobre todo (sino las funciones de prensa no me sirven para nada), lo que la convertirá no en una semana de vacaciones sino que apenas dormiré, porque veré películas desde la mañana (hay funciones a la mañana hasta el domingo!) hasta la noche y además tengo que encontrar tiempo para escribir. En el medio, hacer tiempo comiendo algo rico, ya sea algún lugar de merienda, como Pani o Tea Connection, entre mis preferidos, como de comida.

Ahora también descubrí (bah, descubrir, es la primera edición que hacen acá!) que existe un tal BAIFF. Festival de "Fashion Films", es obvio que quiero ir pero me enteré tarde y se me junta con Les Avant Premieres por lo que tendrá que ser el año que viene.

Disfruto de este mes, me encanta, me deja agotada, sí, pero no me quejo.