19 marzo 2015

Los cuentos toman forma

Where there is kindness, there is goodness, and where there is goodness, there is magic.


Gracias Kenneth Branagh por no arruinarme una de las películas que amé en mi infancia. Gracias por traerla a la vida con tu magia. Me alegro de que hayas sido vos el encargado de hacerlo. Hermosa película, clásica y romántica.

Suspiros por ese vestido que se movía como un sueño durante la escena del baile, preciosa escena.

Y aplausos a Cate Blanchett por ser una madrastra malvada y elegante que no necesita caer en caricaturas.