02 diciembre 2012

Las Halloween de Rob Zombie



Rob Zombie es un director que probablemente no haga películas para todo el mundo, pero que a mí me ha capturado completamente, ya me explayé una vez sobre lo mucho que disfruté sus dos primeras películas. Y fue quien se atrevió a filmar su propia versión de la mítica película de John Carpenter.

Su primer "Halloween" me parece simplemente buenísima. A nivel estético es una película característicamente suya, pero además le suma una compleja construcción psicológica de Mike Myers, que a diferencia de la película de Carpenter, nos hace comprenderlo y hasta llegar a sentir pena por él. Cómo no hacerlo, al observar el hogar en el que vive, la familia. Sus días en la escuela, donde es el objeto de burla. Entonces él se entretiene matando animalitos. Zombie se preocupa por contestar preguntas que Carpenter quizás ni siquiera se formuló. Y por supuesto, la banda sonora ya no es aterradora como la original, sino que tiene temas de Kiss, o The Misfits, entre otros, bien a lo Zombie.

No pretendo decir que la película de Zombie es superior a la de Carpenter, porque eso me parece indiscutible. Pero sí es más fresca y accesible quizás para un público más joven, cuyas películas 'viejas' de terror ya no les provocan demasiado.

Lamentablemente su secuela fue bastante más floja, aún así disfrutable. Aquí se separa bastante más de la historia original para escribir libremente cómo continúa sus andanzas un Mike Myers que en realidad sólo busca a una persona. Realidad y ensoñaciones se entrelazan, pesadillas, visiones, que en un momento ya consiguen un protagonismo innecesario. La película empieza con todo, y termina decayendo bastante, para darle un cierre pobre, en comparación con el modo en que empieza.


Se anunció una Halloween III, pero que no dirigiría ya Rob Zombie, así que mis esperanzas son pocas. Mientras tanto, espero ansiosa The Lords Of Salem (click para visitar un artículo escrito por mí con más información sobre lo nuevo del director).