17 mayo 2015

Wild

"You could. You should. Believe me, if I can do this, anyone can".



Tengo como fantasía, como asignatura pendiente, como algo que necesito cumplir pero no sé realmente cuándo tenga las bolas suficiente para hacerlo (me permito esa expresión porque me rememora a otra frase del libro de Cheryl Stray: "I'm a free spirit who never had the balls to be free"). Y es la de irme, de viaje, sola. Lejos si es posible, pero ¿cómo aventurarme a irme lejos sola si nunca lo hice siquiera acá más cerca? ¿Si hasta preguntar una dirección en la calle me da terror? No lo sé, no sé cómo, pero siento que tiene que suceder y me odio un poco a mí misma por no haberlo hecho ya.

Para el colmo, en otro blog que descubrí recientemente (es de la misma autora que el que menciono uno de los post anteriores, por lo que los descubrí en conjunto prácticamente) leo un post que me está diciendo que no es imposible. ¿Ni siquiera para mí? Que siempre muero de miedo y de vergüenza.


Tomatelo con calma, Jessi. Últimamente te sentís un poco frustrada y estás como desesperada por hacer todo lo que no hiciste hasta ahora. Tranquila, el tiempo dirá, lo importante es que te muevas, no te quedes quieta.