15 julio 2013

Yo

"Lisbeth Salander se apoyó contra la almohada y siguió la conversación con una sonrisa torcida. Se preguntó por qué ella, a la que le costaba tanto hablar de sí misma con gente a la que veía cara a cara, podía confiarle, sin la menor preocupación, sus secretos más íntimos a una pandilla de chalados completamente desconocidos de Internet".

La reina en el palacio de las corrientes de aire

Rooney Mara Source Image Gallery: Pulsa en la imagen para cerrar la ventana

Si conoceré eso... Desde que la internet llegó a mi vida que me he convertido en una persona muy social en las redes... y no tanto en la vida real. Y es que en esa vida real nunca fui muy social. Siempre fui igual, callada, reservada, tranquila, aburrida capaz. Y sí. Si bien creo que a lo largo de los años he mejorado (por suerte no soy la misma Jesica que iba a la secundaria, aunque mucho de ella vive conmigo y nunca se irá, es parte de mí), sigo sin poder hablar de mí en persona. Me aterran los encuentros cara a cara. Siempre pienso mil cosas y digo dos. Me acuerdo lo que dice Charlie en algún momento de The Perks of Being a Wallflower: "Sam, do you ever think, that if people knew how crazy you really were that no one would ever talk to you?". No es que esté loca, lo prometo, no tanto, un poco, lo normal, y un poco más, pero sí es cierto que hay miles de cosas de mí que no comparto, que no las sabe nadie, y a veces no puedo evitar pensar, ¿y si lo supieran? ¿Sería todo igual?

1 comentarios:

Juli Rossano dijo...

Yo leí "Los hombres que no amaban a las mujeres" y vi "The perks of being a wallflower". Entiendo cada una de las cosas de describís sobre tu personalidad. Yo en persona soy tímida, me cuesta mucho hablar con personas que no conozco y soy muy insegura en todo aspecto de mi vida.. Pero por otro lado uso mi blog como herramienta, le muestro "al mundo" quien soy. Un poco aterrador y bastante embarasoso. Pero me gusta poder jugar con esta herramienta, me ayuda mucho.
Buen fin de semana!